De niña

De niña soñé el olor a azufre. Estaba en un volcán inmenso y caía la lava en las paredes. Soñé el olor a azufre más de diez veces. Años después, en una práctica de laboratorio, descubrí que era azufre, que de niña no conocía. Siempre he pensado en un demonio rondando en mi cuarto, con un dulce aroma a lava colgando en su espalda, que yo, en sueños olía.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s