San Miguel Arcángel, santito

Confío plenamente en la muerte. Me calma saber que nada de lo que hago cambia absolutamente algo y que el orden universal guarda secretos desconocidos que no tienen que ver conmigo. Me reconforta no ser una clave fundamental en el desarrollo de la humanidad y no tener la responsabilidad de un líder de opinión o de alguien importante. Es muy grato saberme orgánicamente limitada sin poderes mágicos o cualidades extraordinarias. No sé qué haría, si por ejemplo, tuviera el don de la adivinanza o el superpoder de volar. Viviría en un estrés continuo intentando aprovechar mis cualidades mágicas para hacer el bien y evitar el mal. En cambio, no tengo ninguna característica especial: duermo tranquila sin que acontecimientos extraordinarios afecten mi rutina, puedo comprar fruta sin ser reconocida,  tropezar en el bullicio, ponerme un zapato diferente en cada pie o morir en la dulce paz del anonimato. Quizá pueda sufrir alguna tragedia cotidiana: el atropello, asesinato o la violación, pero también confío en que nací el día de los tres arcángeles y aunque sean imaginarios, algo me dice que harán que la muerte llegue a tiempo y confío plenamente en que muerta seré también feliz.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s