Silencio

A veces, sola, en casa, el silencio toca mi hombro:

“Ara, soy tu silencio,

tuyo, pequeño, anda,

quédate quieta,

cántame un poco”.

Tarareo una canción que recién invento hasta que pronto duermo:

“Ara, despierta,

hoy traigo canciones lejanas

de otro tiempo”.

Tierno, el silencio me trae grillos:

“Ara, tengo sonidos de grillos para ti

y una nube que pronto pasa moviendo los árboles”.

Paciente, el silencio me espera todo el día en casa,

como animal infinito.

Yo creo que él también me extraña.

Anuncios
Estándar

4 comentarios en “Silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s